Torre de Haches

La atalaya musulmana de Haches es una de las fortificaciones que los almohades construyeron en el siglo XII. Esta dinastía, muy guerrera e integrista en lo religioso, expulsó de los reinos musulmanes de la Península a los almorávides que les precedieron, emprendió numerosas campañas de hostigamiento a los reinos cristianos y reforzó las fronteras. Una muestra de ello es esta torre, que vigila los valles del Arroyo de Haches y del río Bogarra, donde se cruzaban los caminos que atravesaban la Sierra de Alcaraz (Al-Karas) a Hellín (Iyyih), y de Albacete (Al-Basit) a Yeste y la Fortaleza de Taibilla (Taybaiya), en Nerpio.

Esta pequeña fortaleza de tapial conservó sus almenas hasta bien entrado el siglo XX, momento en que una fuerte tormenta con aparato eléctrico la dejó en su estado actual que, en cualquier caso, todavía conserva sus impresionantes muros exteriores, con la entrada principal elevada, ya que el acceso, por motivos de seguridad, se hacía por una escalera de quita y pon. En ellos se observan los agujeros alineados donde se empotraban los andamios para su construcción. Al interior, se puede observar un aljibe.

La Torre formó parte de un conjunto de edificaciones algo más amplio, que incluyó, seguramente, una pequeña alquería anexa. En su entorno se halló en 1945 la Esfinge de Haches, estatua del periodo ibérico que indica la existencia en la zona de una necrópolis muy anterior, y que evidencia que el sitio ha sido un lugar de referencia en el valle a lo largo de la Historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s